El sedentarismo se va convirtiendo cada vez en un problema mayor y una realidad en la sociedad actual. Si bien en Argentina son escasos los estudios sobre el sedentarismo en la infancia, está claro que hay una disminución de la actividad física, porque cada vez repuntan con más fuerza las enfermedades causadas por el sedentarismo. Con frecuencia los niños que pasan más de 15 horas sentados cada día; pasan ocho horas en el colegio y cuando llegan a casa, por lo general sus padres están en el trabajo y almuerzan, hacen la tarea escolar y luego ven televisión hasta las siete de la noche cuando llegan papá y mamá. Incluso algunos siguen viendo televisión en familia.

Busquemos la vuelta!!!!

Crea tradiciones familiares , como caminatas al aire libre. Limita el tiempo de televisión, videojuegos y computador cada día. Aunque los padres no se encuentren, los pequeños reconocen que hay una norma y la respetarán. Dar una vuelta al final del día, cerca de la casa, es otra alternativa, en patines puede ser más divertido.
Enséñales a subir escaleras en lugar de tomar ascensores.
Invéntate paseos a sitios naturales, siempre existe en los niños el gusto por el aire libre y la naturaleza.
Fomenta la responsabilidad , sacar a pasear el perro, tender la cama o acompañarte al mercado.
Si el tiempo no te permite cumplir una cita deportiva con tu hijo, no la canceles, mejor pídele el favor a tu pareja o a otra persona cercana. Sé constante para que entienda el valor de la actividad física como un objetivo familiar.
Prof. Fabián Tascheret

Categories: coaching