Queremos formar un grupo de chicos y chicas con síndrome de Down, que a través del deporte y otras actividades lúdicas se relacionen, jueguen, se diviertan y se eduquen.

 

Es una realidad que los padres de chicos con síndrome de Down hacemos grandes esfuerzos para acercar a nuestros hijos a profesionales idóneos y para que puedan participar en actividades que los ayuden a mejorar su calidad de vida. También es real que, algunas veces, se torna difícil que puedan tener sus amigos en la cercanía de nuestras casas. Por ello, en la Fundación asumimos el desafío de acercarlos con otros chicos, en el Club Banco Hipotecario Rugby, en nuestro barrio.

 

El Club queda en Villa Celina en las calles Roosvelt y Gral. Paz.

 

Las actividades que brindamos son: rugby, fútbol, gimnasia, talleres de música, actividades de vida en la naturaleza, recreación, danza y psicomotricidad. Los días de lluvia no se suspende y las actividades se realizan en el quincho.

El rugby Sin Contacto es un juego de pases con pelota ovalada basado en las reglas del rugby, pero SIN oposición física, para preservar la integridad de los jugadores y que participen niños y niñas en un mismo juego. Para chicos mayores a 10 años tenemos el desafío de integrarlos a jugar en las divisiones de rugby infantil. Dado que actualmente tomamos conocimiento que varios chicos con síndrome de down juegan rugby en los clubes y colegios de forma  regular, tenemos en vista realizar un evento para compartir un partido con ellos, con adultos, familiares y jugadores de Los Pumas y de otros seleccionados coronándolo con un tercer tiempo donde compartiremos actividades y gratos momentos.

 

Sumado a las actividades mencionadas, se realizarán otras tendientes a la integración de nuestros niños con los de la Escuelita de Rugby Infantil del Club, y de otros chicos con síndrome de Down.

 

Las actividades se realizan todos los sábados de 10:00 a 12:00, en las instalaciones del Club. Se cuenta con atención médica, vestuarios, espacios verdes, buffet y un quincho con parrilla.

Dentro del proyecto se incluyen encuentros para niños con síndrome de down de otros clubes en el marco de actividades de la Fundación o de la U.R.B.A., donde el tercer tiempo animado por nuestro staff se convertirá en un momento integrador para las familias y los chicos.

 

Un objetivo ambicioso que nos proponemos para el 2011 es que los niños y niñas que se sumen a las actividades puedan participar en la Gira de fin de año con los equipos infantiles del club a realizar una exhibición que promueva la inclusión a través del deporte. También incentivaremos la inclusión de los chicos a los equipos de rugby infantil para que entrenen y jueguen regularmente.

 

Posiblemente en el futuro Rugby sin Fronteras abra otros centros de Rugby Inclusivo, si ello ocurriera fomentaremos el intercambio y propondremos  encuentros integradores.

 

Cada sábado invitaremos una división para compartir el clásico tercer tiempo  de rugby, para fomentar la relación entre todos los jugadores del club (comida y bebida de por medio).

 

Los primeros meses los encuentros se realizaran en las instalaciones del club, pero luego la idea es acompañar al rugby infantil cuando va de visitante. Previamente llamar en la semana al coordinador de rugby infantil del otro club para contarle y solicitar un espacio para que realicemos nuestras actividades. Se puede invitar a los chicos con síndrome de down de ese club a participar.

 

Actividades para adultos

Para nosotros, sería muy importante que los padres y tutores conformen un grupo de intercambio de experiencias e ideas, donde se puedan elaborar acciones en pos del bienestar de nuestros hijos.

 

 

“Sé que casi todo lo que realice será insignificante,

pero lo más importante es que lo haga”.

Mahatma Gandhi.