Más de 500 chicos, jóvenes, dirigentes, padres, colaboradores, trabajadores más 30 familias del reconocido espacio perteneciente a RUGBY INCLUSIVO (rugby para chicos con síndrome de down), después de años de problemas, reclamos y denuncias, fueron echados de las instalaciones donde funciona el histórico club que cuenta con más de 56 años de historia.

Más de tres generaciones de jugadores, 56 años de historia, 500 chicos y jóvenes que todas las semanas dedican horas a esta actividad deportiva, centenares de padres que se comprometen con el crecimiento de sus hijos y los acompañan día a día a ese club, y otros tantos trabajadores voluntarios, entrenadores, dirigentes; todos ellos no significaron suficiente excusa para que  la Presidencia del Club Del Personal Del Banco Hipotecario Nacional, a cargo del señor Alberto Toledo (empleado de nómina del Banco Hipotecario), resolviera terminar con el RUGBY dentro de la institución y tomar la decisión que venían intentando tomar hace tiempo: expulsarnos y negarnos la entrada al club.

La sociedad en su conjunto debería preguntarse por qué se llegó a esta situación y por qué se tomó esta decisión. Según Toledo en una carta publicada en la página de la institución, esto fue debido a “la falta de pago del canon y la deuda contraída por esta actividad de $207.000 correspondiente a los meses de Agosto, Septiembre y Octubre del corriente año”. Esta afirmación carece de veracidad absoluta. Si la respuesta se reduce a un problema contractual o económico, nada de lo que hemos hecho hasta ahora, nada de lo que hemos aprendido como comunidad de Rugby con años de historia en el club ha tenido sentido. No tiene ningún sentido contestar esa indescriptible y bochornosa falacia (las pruebas de esto están a disposición de los organismos pertinentes: cheques que quisieron ser entregados a nombre del banco y no fueron aceptados, recibos de dinero sin emisión de factura, etc.) ni ponernos a explicar lo inexplicable.

Porque al fin de cuentas es sólo eso, tratar de defender lo indefendible. Dejar que todas esas personas -grandes y chicos, con habilidades especiales o con todas ellas, trabajadores voluntarios, jugadores, veteranos y cualquiera que esté vinculado al rugby- se queden sin club, es para esta Comisión Directiva aberrante, inescrupuloso y sólo refleja una muestra más de cómo a veces los intereses de uno o unos pocos (no lo sabemos) pueden y sobrepasan los intereses de toda una comunidad.

La gravedad de la situación radica en que el Rugby del club Banco Hipotecario es uno más de los tantos deportes que se “practicaban” (cuesta mucho decir esa palabra) dentro del predio y que fueron sistemática y deliberadamente presionados hasta desaparecer. Es el caso de patín, tenis y tantos otros que tenían historia dentro del club. En cualquier caso la forma de hacerlo fue y es la misma: “llegás al club y no te dejen ingresar”.

Sumado a la falsedad de la excusa, y suponiendo que las deudas económicas fueran la razón de la expulsión del deporte, existe la carencia de cualquier proceso formal. No hay cartas documento, avisos, absolutamente nada, HOY NO ENTRAS. El patoterismo y la prepotencia en su máxima expresión, a tal punto que un hecho lamentable con uno de nuestros jugadores de Rugby Inclusivo desencadenó en una denuncia en el INADI por los padres del mismo. No hay ningún cumplimiento del debido proceso ni mucho menos,  la decisión es tomada de un día para el otro, así de violento, así de triste. Por qué? La respuesta vuelve a ser vergonzosa: porque no puede limpiarse lo que no quiere limpiarse. Esa es la verdad, esa es la forma de trabajar de esta gestión: sin contratos hace más de 10 años, sin facturas, sin cuentas bancarias, sólo recibos sin validez legal. Y si no te gusta, afuera.

Consideramos que evidentemente no le corresponde a esta Comisión Directiva de Rugby explicar las razones por las cuales al Sr. Alberto Toledo y a la comisión del CPBHN no les interesa en lo mas mínimo tener disciplinas deportivas y sociales para dejar así las tierras DISPONIBLES con algún otro fin, sin duda NO para un fin social, deportivo y cultural para el que le fue encomendado.  La comisión del CPBHN esta compuestas por empleados del Banco Hipotecario Nacional. Personalmente después de varias gestiones,  fui atendidos por el Director de RR.HH el día jueves 19/10,  quien afirmo conocer perfectamente el problema y se comprometió a tener una respuesta para el día viernes. Mas mentiras, no fuimos ni siquiera atendidos. Sin duda, las irregularidades y desmanejos que nos llevaron a esta situación en todo caso, deberían ser explicados por la comisión del CPBHN o el mismísimo Banco Hipotecario.

Hoy estamos defendiendo los colores, el nombre, la historia de un club que, suponiendo que tenga legitimidad para hacerlo, nos niega la entrada. Hoy defendemos algo que nos quieren arrebatar. Pero hemos aprendido a defender lo que es nuestro; eso fue lo que nos legaron nuestros padres, quienes amaban este deporte o simplemente nos vieron felices y entendieron qué es lo que estábamos haciendo acá: amigos, relaciones, valores, solidaridad. Lo hacemos adentro de una cancha, levantándonos temprano para llevar a nuestros hijos, sacrificando días y noches enteras, disfrutándolo y sufriendo, con lluvia o sol, sólo para sentirnos parte de la historia que nosotros, nuestros padres y en muchos casos nuestros abuelos nos legaron.

Hoy, desde la Comisión de Rugby de Banco Hipotecario que me toca presidir, prometemos no rendirnos en honor a este deporte, a generaciones enteras de Tecarios, a quienes ya no están, a aquellos que nos legaron cuidar de esta camiseta y de este nombre, y a quienes día a día defienden con el alma nuestros colores.

Es por esto que tomamos esta medida de manera desesperada, más allá de compartir o no la forma del reclamo y sabiendo que de alguna forma perjudica a otros ciudadanos, porque entendemos que es la única manera que nos escuchen. El miércoles 25/10 a las 14:00hs nos reuniremos TODA la comunidad de Rugby de Banco Hipotecario, más todos los que deseen apoyarnos, frente de las oficinas del Banco Hipotecario en Reconquista y Bmé. Mitre para pedir pacíficamente que no nos roben nuestra historia, nuestro pasado; que no nos despojen de nuestro presente y que no nos dejen sin futuro.

Gracias a toda la comunidad y a todos los que apoyaron la causa.

Fabián Fernández

Presidente de la Comisión de Rugby

Banco Hipotecario

NECESITAMOS SU APOYO

Categories: homepage, Institucional