En noviembre 18 de 2003, nos vendieron las canchas
A pesar de todo, nos pusimos a trabajar en un pedazo de terreno que había, logramos hacer con esfuerzo y a nuestro cargo a pesar del compromiso del club de hacerse cargo de los gastos que demandase, nunca cumplieron, y finalmente volvimos a armar un nuevo espacio asumiendo todos los riesgos económicos y societarios. Nos convertimos en un club de rugby dentro de un Polideportivo, ya no éramos socios, pero seguimos jugando por nuestro club desde 1961

PRIMERO: “La entidad” deja perfectamente aclarado y “La Actividad Deportiva Rugby” se da por anoticiada, que por problemas económicos, que hacen imposible el financiamiento de los distintos deportes, en especial los federados, la Comisión Directiva, en virtud de la facultad que le concede el art. 11 inc. “J” del Estatuto de La Entidad, decidió que no se iban a designar subcomisiones destinadas al manejo de las distintas actividades, y que éstas podían continuar si sus integrantes así lo desean, siendo ellos los continuadores del Rugby en la URBA en forma exclusiva y sin vinculación social ni jurídica con “La entidad”, comprometiéndose esta última a cederle el espacio para el desarrollo de su actividad, bajo las siguientes cláusulas y condiciones.————————-
CUARTO: Ambas partes convienen que los integrantes de la Actividad Deportiva Rugby no guardan relación alguna con la entidad salvo la de libre ingreso al predio por la duración del presente contrato, los cuales estarán identificados por carnets como asociado a la Actividad Deportiva Rugby provistos por la misma, a excepción de los socios externos con sus pagos al día y los socios vitalicios, siendo obligación de estos socios para que el presente tenga vigencia, darse por notificados de todas y cada una de las cláusulas del presente contrato.—–
NOVENO: “La Actividad deportiva Rugby” toma a su cargo, entendiéndose como continuadora del Rugby de la entidad, los gastos para su desarrollo, incluyendo los federativos, fichajes, inscripción de equipos y seguros médicos establecidos por normativa de URBA,

No obstante volvimos a creer y renacimos desde nuestras raíces. Nos limitaron los espacios para poder desarrollarnos y buscamos nuevas alternativas para no desaparecer, como dijo un señor que fue ministro con principios, ” le hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”
Seguimos a pesar de todos los inconvenientes, una institución sobrevive a los dirigentes!

Comisión de Rugby

 

Estas son las canchas que construimos luego de que la CD del CPBHN nos venda las tierras

Asi era el club hace 15 años

Categories: banner, Institucional