Oscar “lolo” Uriarte es uno de los que mas conoce de la historia de nuestro club.Ha participado de manera activa de las distintas etapas en todos los roles posibles.

Oscar nos compartió documentación y datos muy importantes para entender el origen del conflicto actual entre la dirigencia del CPBHN y el rugby del club.

La creación de la ASOC del Sur el 3/7/2004 surge como consecuencia de la venta de los terrenos de nuestro club que se había producido seis meses antes y una necesidad de algo que se avisora que iba a ocurrir. No obstante haber tenido que aceptar condiciones leoninas que siempre favorecían a los dirigentes de turno, nunca quisimos irnos de nuestra casa.

Todas las instalaciones que tiene el rugby fueron construidas por la gente de nuestra disciplina. La casa de rugby fue un proyecto que siempre tuvimos en mente que se pudo materializar en 1980, juntando cada peso con rifas y otras actividades. El mobiliario mesas bancos, fue producto de la recaudación de las parrillas y venta de rifas que se generó en 1993 con la realización del seven de la UAR que se realizó en el club. Las mejoras de las canchas, la iluminación, la restauración de los vestuarios viejos, la compra de los termo tanques, fueron solventadas con fondos de la familia del rugby, nunca el club nos asistió financieramente. Por el contrario siempre aportamos el canon para solventar los gastos que nos fijaron en estos últimos 12 años, algunos de ellos con contrato o sin el seguimos poniendo el hombro por nuestra casa, no obstante no estar de acuerdo en muchos casos con la política que llevaba adelante el club de seguir achicando los espacios deportivos, para hacer caja y no saber quienes eran los verdaderos beneficiarios. Realizamos las impugnaciones ante las autoridades de la IGJ, pero no pudimos seguir avanzando por las limitaciones que nos fijaba el estatuto del club, por cuanto éramos solo socios externos que aportamos durante muchísimos años, pero no teníamos ni vos ni voto, simplemente Kelpers.
Quizás muchos de Ud conozcan estas realidades, pero es necesario trasmitirlas para que llegue a mucha otra gente que confío en nosotros y no esté al tanto de los pormenores vividos por las distintas comisiones de nuestra disciplina.
El preámbulo de nuestro estatuto refleja los motivos bien claros porque nos vimos en la necesidad de pensar en otras alternativas para sobrevivir, aunque nunca dejaremos de ser los Tecarios de Celina!!!

 

 

Categories: Institucional, sociales