No hay forma de explicarlo. No se puede. Le he dado vueltas al frente y al dorso, al anverso y al
reverso y no es posible ponerlo en palabras sin que se te anude la garganta ni se te humedezcan
los ojos. No hay forma racional de poner en frases ordenadas lo que hoy pasa por nuestras
cabezas y por nuestros corazones.
Solo lo más importante, la causa y el objetivo principal que nos unió a todos, que unió A TODA LA
COMUNIDAD DEL RUGBY ARGENTINO, la que nos movilizó y nos tocó la fibra… hay muchas más,
pero esta fue el origen de nuestra angustia: QUERÍAMOS VOLVER A CASA….y MAÑANA
VOLVEMOS!!!. Por qué se demoró y se hizo tan tedioso todo esto? Por la simple razón de que
queríamos tener la firma de quienes no tienen palabra. Queríamos tener la SEGURIDAD, no por
nosotros sino para no ver llorar más a nuestros HIJOS, para no ver desesperados a nuestros
jugadores, para no ver derramar más lágrimas en cada uno de nosotros. Porque las lágrimas son
universales, son lágrimas de impotencia, de dolor, de angustia y de tristeza.
HOY son de una mezcla rara de alegría, de esfuerzo, de batalla ganada, pero no el combate final.
De sacar afuera todo lo que venimos masticando desde hace mucho. Pero estamos tranquilos,
este acuerdo con la COMISION del Club, que no firmó con la mano, sepan que está firmado con
lágrimas y rubricado con NUESTRA PALABRA. Quizás algunos no lo entiendan, pero para los
Hombres -con mayúscula- que jugamos a este deporte, para los que lo vivimos desde que
tenemos uso de razón, para los que sufrimos adentro y afuera de la cancha la PALABRA es un sello.
Quizás en la dirigencia del Club de Banco no lo sepan, pero la palabra es la FIRMA más importante
para un hombre de RUGBY, de HONOR. Esto trasciende cualquier decisión que pueda tomarse,
las ganas desesperadas de volver a CASA y de jugar quizás el partido más importante de la
HISTORIA DEL CLUB.
La firma final la pondremos adentro de la cancha, el ruido será tan grande que temblará la tierra,
se sentirá de punta a punta de la provincia de Buenos Aires. Mañana empezará a escribirse una
historia nueva en Banco Hipotecario y en el rugby argentino. Mañana comienza un nuevo capítulo
de una pequeña GRAN HISTORIA. Mañana JUGAMOS Y VOLVEMOS A CASA
Sólo nos resta decir GRACIAS. Gracias por el APOYO. Ya está escrito, no hay vuelta atrás, NO
pueden hacer lo que quieran, va mas allá de las especulaciones de un señor que hace y deshace a
su antojo. Cómo se le explica lo inexplicable, cómo se le explica a un nene, a un chico que está
desesperado por volver a su casa, que la firma, las especulaciones, los intereses espurios, las
conveniencias, el rédito político…? NO, NO ES POSIBLE. No puede explicarse.
Mañana jugaremos en casa, mañana volvemos a nuestra CASA, nuestro lugar, ese lugar de donde
nunca debimos irnos. Mañana VOLVEMOS al CLUB. Fue un trabajo conjunto de TODO el Rugbyargentino. SOLO tenemos palabras de agradecimiento: A cada uno de ustedes, a esos enanos
desesperados y con ganas de volver a jugar en su club, con sus amigos. A la familia de Banco
Hipotecario, a los padres, esposas, hermanas, los veteranos, los referentes. A TODO Rugby
inclusivo (Alan estamos orgullosos de vos), a Los Pumpas y a su director y fundador Daniel
Fernández. Gracias a la comisión directiva de Rugby por todo el esfuerzo. Gracias al Presidente de
la Comisión de Rugby Fabián Fernández por el enorme sacrificio personal que realizo. Gracias a las
disciplinas que se sumaron y nos ayudaron en esta cruzada, seguiremos peleando juntos para que
TODOS estemos en el lugar que debemos estar.
A las personalidades que nos apoyaron e hicieron muchísimo para que esto suceda: desde Agustín
Pichot a la cabeza tomando la causa como propia hasta periodistas de la talla de Jorge Busico y
dirigentes y funcionarios públicos como el de Deportes de la Nación hasta el bloque del Pro en la
Provincia de Buenos Aires. Gracias a todos los clubes de todo el país que nos apoyaron y nos
bancaron en las redes y en la calle, ESTO ES DE USTEDES TAMBIÉN, AMIGOS. Gracias a la Unión de
Rugby de Buenos Aires por su apoyo y su empuje.
Gracias a todos aquellos que dejaron el alma en esta batalla, a los que trabajamos codo a codo y a
los que de corazón pusieron su confianza en esta lucha. Gracias a los que desde arriba nos
impulsaron y nos dieron fuerzas a cada uno de nosotros para seguir adelante. Gracias a Don
Mario, uno de los fundadores y socio vitalicio de esta querida institución, por susurrarme al oído
cada mañana y darme la fuerza para seguir adelante. Gracias a mis viejos por haberme llevado a
los 9 años a jugar a este hermoso club y a este amado deporte. Seguramente nos estaremos
olvidando, es imposible poner en nombre y apellido a cada uno que tiró y colaboró para que esto
suceda. Sepan disculpar, la emoción me supera.
LO UNICO que queremos dejar claro a aquellos que deciden es que cuando tocas la fibra de TODA
una comunidad de RUGBY, cuando movilizas cientos de almas en post de una causa común, ya no
tienen vuelta atrás, ya no hay excusas, ya trasciende sus intereses personales y egoístas, ya no hay
ni la más mínima posibilidad que puedan VOLVER HACER LLORAR a nuestra gante. Este es un
partido largo que estamos dispuestos a seguir jugando y pelando hasta el final.
Mañana pondremos la firma NOSOTROS, una firma, un sello, un golpe, un grito que hará temblar
el suelo de Villa Celina. Mañana vamos a ENTRAR A CASA para seguir con un partido que estamos
seguros que ganaremos después de los 80 minutos. Los dirigentes de este club deberán saber que
estamos entrenados para apretar los dientes y seguir adelante, toda la comunidad del rugby
argentino lo está. Mientras escribo estas líneas, con lágrimas en los ojos, recuerdo a un gran tipo
cantar bajito “treinta y uno a treinta…treinta y uno a treinta”), por esa gran victoria sobre la hora
de un gran equipo del nuestro club. NADA termina hasta que termina, nada termina hasta que
suene el silbato final, eso nos enseñaron, eso aprendimos, ese es uno de los VALORES del rugby
que hizo que hoy varios de nosotros estemos de pie. Nada termina hasta que termina, hasta que
suene la campana…y la campana no la hemos escuchado.
Mañana esas 15 almas que entran a la cancha sepan que ya están haciendo historia, que se
pueden quedar muy tranquilos, porque pase lo que pase, mañana será una fiesta, será nuestrafiesta, será el resumen la una CRONICA para volver a casa. Estamos todos juntos, porque hoy más
que nunca TODOS SOMOS BANCO. MAÑANA GRITEMOS FUERTE PARA SEGUIR SALVANDO
NUESTRO CLUB. Están todos INVITADOS, TODOS. Los esperamos.

Categories: banner, Intermedia, Superior